QUE SON LAS FLORES DE BACH

La terapia de las Flores de Bach desarrollada hace más de cincuenta años por el médico e investigador inglés Edward Bach, es uno de los fenómenos más interesantes de la medicina alternativa contemporánea. Está basado en un concepto ausente en la medicina clásica: la relación entre el alma humana y la manifestación de la enfermedad, que tiene en cuenta el elemento psíquico de esta. La medicina dominada por la química y la tecnología puede ser capaz de eliminar los síntomas de la enfermedad, pero no sus causas: aumenta el conflicto entre el alma y el cuerpo y la curación se hace imposible.Mas.

 

El método curativo del Dr. Bach se basa en el hecho de que la enfermedad no sólo es el resultado de trastornos corporales sino que tiene su origen en sentimientos y actitudes negativas que bloquean nuestra energía vital.

 

El punto fuerte de la terapia de las flores radica en la“Normalización de los trastornos psíquicos y en la resolución de los conflictos internos “, así como en la mejoría del dolor físico con causas psíquicas reconciliables o síntomas concomitantes.

Las flores de Bach no solo son adecuadas para el tratamiento armonizador psicofísico en enfermedades de todo tipo —en ocasiones de modo adicional al tratamiento médico— sino también para cuidar la salud y llevar una vida sana, puesto que estabilizan y eliminan lo puntos flojos de tipo psíquico.

A pesar de que esta idea es prevaleciente en muchas filosofías y medicinas tradicionales, su práctica era completamente novedosa en sus comienzos. Bach pensaba que el tratamiento de las emociones y la mente son fundamentales al momento de tratar las enfermedades físicas. Al momento de corregir los problemas emocionales, los problemas físicos pueden resolverse más fácil y rápidamente, y sin riesgo de que vuelvan a presentarse.

 

Es así como logra reunir 38 Remedios, cada uno con una aplicación específica para un tipo de personalidad, cada una con problemas mentales o emocionales. Estos 38 remedios están compuestos por 34 flores silvestres, 3 flores de cultivo y el último no es una flor, sino agua de manantial. Y reciben el nombre de FLORES DE BACH

 

Lo que el Dr. Bach nos ha dado es una poderosa herramienta para la salud, que permite dejar en nuestras manos la responsabilidad de sanarnos a nosotros mismos en todos los aspectos de nuestra persona.

Una vez que entendemos que las enfermedades tienen su origen en las emociones, podemos analizarnos a nosotros mismos hasta encontrar cuales fueron las emociones que provocaron la enfermedad. Una vez que tomamos conciencia de ello, es más fácil y rápido superar la enfermedad.

De esta forma, podemos entender a las enfermedades no como castigos o errores, sino como oportunidades para superarnos emocionalmente. Lo más deseable es que continuamente nos analicemos para conocernos a nosotros mismos, superando así nuestras limitaciones y alcanzando una mejoría personal. Pero si no nos autoanalizamos, entonces aparece la enfermedad, como si nuestro “Yo Interno “ nos dijera: “¡Oye, me estás descuidando!”

 

 

Aplicaciones de las Flores de Bach  para enfermedades físicas.

Son numerosas las enfermedades físicas que pueden tratarse con las Flores de Bach. Sin embargo, el cambio se ve más rápidamente en enfermedades susceptibles a aparecer o agravarse debido a problemas emocionales. No por eso deben de descartarse las Flores de Bach para el tratamiento de enfermedades crónicas y degenerativas.

Las emociones, pensamientos o actitudes de una persona crean una propensión a ciertas enfermedades. Por ejemplo, el miedo tiende a dañar los riñones, la ira al hígado, y el estrés a todo el cuerpo.

Al usar las Flores de Bach, eliminamos la propensión del cuerpo a sufrir enfermedades, y ayudamos al cuerpo a combatir la enfermedad por si mismo.

 

Ejemplos de Enfermedades Físicas

tratables con Flores de Bach

 

Algunas enfermedades y condiciones que se pueden tratar con las Flores de Bach son:

 

  • Alergias

  • Asma

  • Acné

  • Dermatitis

  • Diarrea de tipo emocional

  • Embarazo

  • Gastritis

  • Mareos

  • Menopausia

  • Problemas en la menstruación